• 4437
    2

    “Una vez acostada sentí un leve murmullo, mi mente iba y venía adentrándose en un sueño atroz. Escuche pasos, pero para entonces ya no podía moverme, estaba paralizada. Sentí como esa extraña cosa se acercaba lentamente hacia la cama. Note peso sobre mi, luche por moverme, y esa masa me tenía de brazos y piernas… ...